Domingo, 23 de abril de 2017

El día en que Guaraní se salvó definitivamente del descenso

Fue emocionante el festejo colectivo de la gente de Guaraní Antonio Franco al finalizar el encuentro. Los jugadores en el centro de la cancha haciendo una especie de ronda todos abrazados y el público en las colmadas tribunas cantando al unísono el "cada vez te quiero más".

Se vivió una verdadera fiesta en Villa Sarita tras el triunfo franjeado por 2 a 0 sobre Libertad de Sunchales, como hace mucho tiempo no se registraba.

No era para menos, durante todo el año la franja vivió con la sensación del descenso sobre sus espaldas, pese el notorio esfuerzo de todo el plantel no podía abandonar la última colocación.

"Solo nosotros sabemos lo que vivíamos, el esfuerzo que realizábamos y seguíamos últimos.No perdíamos , pero tampoco ganábamos, hasta que en los últimos cinco días llegaron estas dos victorias que era el premio que tanto buscábamos", dijo uno de ellos al finalizar el encuentro.

En definitiva, ayudados por el empate de Sol de América frente a Sportivo Belagrano (los de San Francisco convirtieron el gol de la igualdad en el último minuto), Guaraní le sacó cuatro puntos de ventaja a los formoseños, faltando solo una fecha para finalizar esta parte del torneo.

Con los goles de Alan Almirón y Rodrigo Bareiro (dos chicos de la casa) a los 16 y 30 minutos del período inicial, Guaraní sacó ventaja de un primer tiempo en el que tuvo una tarea impecable, casi perfecta, como hacia mucho tiempo no se le veía, que motivó el aplauso del público en varios pasajes.