Jueves, 19 de octubre de 2017

Guaraní volvió a caer, esta vez con Chaco For Ever

Guaraní pierde cuando lo merece y cuando no lo merece, en la noche del jueves volvió a caer en su estadio frente a For Ever por 2 a 1.

La franja muestra ganas, pone esfuerzo, pero evidentemente con eso no alcanza, muestra falencias técnicas, además de inseguridad y falta de confianza, ante tanta adversidad.

For Ever se puso en ventaja con un golazo espectacular de Hugo Brizuela, que sacó un zurdazo desde fuera del área, que luego de pegar en el travesaño picó dentro del arco.Impresionante el disparo.

A Guaraní le costó mucho esfuerzo lograr la paridad, que llegó cuando con gran amor propio (en el primer cuarto de hora de la etapa final) se lo llevó por delante a la visita y fue Claudio Fileppi, de lo mejor del equipo, quien a los 10 minutos de del período complementario con golpe de cabeza venció a Canuto, aprovechando un buen centro de Diego Caballero.

El gol entusiasmó al público - que fue numeroso, pese a todo - pero enseguida Fileppi se fue de la cancha con una lesión muscular (en la primera etapa había  había abandonado el campo el buen zaguero central paraguayo Arnaldo Pereira, con una lesión aparemente grave en la rodilla izquierda (lo retiraron en camilla).

Sobre el final un pelotazo largo de la defensa chaqueña encontró libre de marca a Diego Magno, por la izquierda sentencia Navarro Montoya y dejó sin nada a Guaraní, que había hecho méritos para la igualdad, pero su falta de convicción, su carencia de contundencia ofensiva y sobre todo su falta de confianza, producto de reiteradas derrotas, justificadas o no, hicieron mella en la capacidad anímica del plantel.

A ello hay que sumar las sucesivas y reiteradas lesiones de sus jugadores hecho que disminuye el potencial en un plantel extremadamente reducido.