Jueves 01 de julio de 2021

Entrevista a Alejandro Gruber

Ruta de un liderazgo hecho y derecho

En una nueva edición del ciclo “Entrevistas” compartimos la nutrida nota otorgada por Alejandro Gruber, presidente de la Asociación Ruta de la Yerba Mate, en un encuentro distendido en la sede de la ARYM, la histórica Casa Lafuente de Posadas. Primero en llegar y último en salir, recibe y agasaja con agradecimiento y calidez a los que llegan, celebra la idea de un nosotros en el trabajo hacia los éxitos; ávido del saber y de notable oratoria se presenta como un libro abierto para todo aquel que quiera conocer, con un profundo sentir del valor de la familia y Dios como pilares inamovibles en cada uno de sus proyectos. Aqui, desandamos parte del camino de un liderazgo hecho en base a constancia, compromiso y sobre todo humildad, una personalidad de relevancia que ha colaborado a plantar la bandera provincial y nacional en la agenda mundial. A continuación, el desarrollo completo de la entrevista:
Alejandro Gruber

Como parte de una carta de presentación personal, ¿Qué aspectos crees que sobresalen?
Lo que más me cuesta es hablar de mí mismo porque lo que yo represento institucionalmente es un grupo colectivo, muy grande, muy diverso, multisectorial y entonces lo que tiene que tratar de mantener y quedar un poco más al costado es la persona física (…) yo estoy en todas las acciones trabajando (…) y para poder trabajar en un grupo colectivo uno tiene que ponerse en último lugar para poder estar en un lugar de conducción , gozar de la confianza y la aceptación y sobre todo lo que buscamos es el cariño, el amor y el apoyo porque sin eso no hay éxito en lo que uno emprenda.

Pero puedo decir que nací en 1971 en la ciudad de La Plata; estudié derecho en la Universidad Nacional de La Plata, también me formé en relaciones públicas, ceremonial, protocolo y turismo y marketing; soy dactilógrafo profesional; manejo varios idiomas como el italiano, inglés y portugués.

Vengo de una familia con una línea inmigracional directa con madre italiana, tíos y abuelos franceses, italianos y alemanes; para mis abuelos soy el primer nieto varón y eso marca mucho en la cultura europea porque representa la línea directa de descendencia.

Soy un apasionado de la historia, un amante de la historia universal, pero sobre todo de la provincia de Misiones ligada a la yerba mate (…)
Formé mi familia junto a mi esposa, Bárbara, con quien tengo tres hijos: Nicolás Alexander, Juan Ignacio y Tomás Rodrigo, tres varones que son la alegría de mi vida, chicos muy correctos y educados a los que transmitimos todos nuestros principios.

¿Quiénes colaboraron a cimentar la base de tantos logros personales?
Por supuesto se lo debo a mis padres, porque lo aprendí de ellos.

Mi padre Juan Ángel Gruber, que partió el año pasado, Juancito Gruber, quien fue uno de los mejores abogados que dio esta República, muy reconocido a nivel nacional e internacional, ilustre en cuestiones de defensa de soberanía nacional, fue Presidente del Colegio de Abogados de Misiones y mi madre, María Verté Capone, italiana, de una familia de comerciantes que llegó desde Sicilia a la Argentina cuando tenía 10 años, y a diferencia de mis abuelos paternos que vinieron desde Alemania hasta Misiones, la familia de mi mamá se instaló en La Plata, Buenos Aires; Licenciada en Geografía de profesión, era una mente brillante pero con muchos problemas de salud y trastornos causados por el desarraigo y la guerra (…) era una gran dibujante (…) ambidiestra (…) una artista de la palabra, escrita y hablada (…)

(…) Mi papá y mi mamá siempre, que venían del desarraigo y de una infancia muy dura, decían que lo más importante que puede tener un ser humano en la vida es el saber, el conocimiento (…) los dos querían esa superación personal (…)

En mi casa tenía dos formadores impresionantes, formadores en la parte del conocimiento y del ejemplo de cómo actuar en la vida y de cómo hacer las cosas. Los dos me enseñaron la importancia del trabajo, algo que ellos vivieron desde niños, en mi casa trabajábamos como un equipo entre padres e hijos, mi hermano y yo teníamos una tarea asignada, un rol, teníamos que colaborar en todas las tareas.

Con ellos aprendí que en la vida no hay un solo camino a los objetivos, hay que tratar de obtener resultados a pesar de los fracasos, buscar distintas vías hasta llegar a la meta (…) decían que en la vida todo cuesta y lo que cuesta vale y, por otro lado, sin sacrificio no hay éxito. Me transmitieron principios y filosofía de vida del respeto sobre todas las cosas (…) todo lo que lograron y construyeron lo hicieron a base de trabajo genuino, legal y por derecha (…)

¿De qué manera llega la propuesta para presidir la ARYM?
Corría el año 2007, participaba activamente el gobierno de Misiones, el gobierno de Corrientes, numerosas intendencias (…) y las principales yerbateras (…) había que conformar la primer Comisión Directiva de la Asociación (…) ahí se plantearon a quién elegirían como presidente, y decían tiene que ser una persona que nos pueda representar a todos, que conozca del sector yerba mate pero también del sector de turismo, sector alojamiento y sector gastronómico porque también estaban reunidos os dueños de hoteles, restaurantes y empresas de turismo, ahí dijeron indudablemente la persona que mejor nos representa es Alejandro Gruber pero Corrientes se opuso en un principio porque quería que la presidencia sea de su provincia (…) se pidió un cuarto intermedio para que Corrientes piense bien porque Misiones consideraba que la persona que iba a lograr las metas y alcanzar los éxitos que la RYM necesitaba era yo (…) cuando volvieron dijeron si, Corrientes cede la presidencia a Misiones porque también creemos que Alejandro es el más indicado para conducirnos al éxito de los objetivos (...)

¿Qué desafíos te generó asumir esa responsabilidad?
Entonces bueno, seguía siendo yo muy joven en ese tiempo, agradecí a todos los sectores aglutinados por la confianza, pero sentí un gran desafío y también mucha preocupación porque había una fuerte disputa por el poder (…) ver cómo hacemos algo para romper los límites porque el misionero dice la yerba es misionera, el correntino dice es correntina.

La verdad fue un gran desafío, y esa fue la época de conducción más difícil de la ARYM porque había que hacer entender cuáles eran los objetivos a todos los sectores y esa es la complejidad de la organización porque no es lo mismo lo que desea un empresario de turismo que lo que desea un restaurante (…) no es lo mismo en Posadas que en Oberá, en Virasoro, en Liebig (…) no es lo mismo la realidad de una gran industria yerbatera que la de pequeños productores de una colonia. Entonces yo me vi con distintas realidades (…) y en esa época mi papá me regala un libro que decía "los lideres nacen, pero también se hacen" (…) siempre tuve un carácter muy fuerte, frontal, directo, pero soy muy diplomático y tengo convicciones muy firmes (…) entonces me costó muchísimo en un principio porque era choque de interés, de personalidades, sectores muy fuertes, sectores medios y sectores bajos, provincias distintas y había que salir a ordenar eso.

Hizo falta un plan estratégico, tener en claro los objetivos y salir a recorrer, y lo sigo haciendo, todos los rincones de Misiones y Corrientes, y lo primero que dije fue sobre las reuniones porque Casa Lafuente es nuestra sede física y legal pero como la RYM integra mucho más que solo la ciudad capital dije las reuniones de la comisión directiva se van a hacer todos los meses en un lugar distinto de toda la geografía de Misiones y Corrientes. Nosotros nos acercamos a conocer de primera mano todas las realidades no solo escucharlas (…)

¿Cómo se define la Ruta de la Yerba Mate (RYM)?
La RYM une e integra a todos los atractivos que están en Misiones y Corrientes desde Cataratas, Moconá, Misiones Jesuíticas, Esteros del Iberá, saltos, cascadas, todo a través de la yerba mate; un camino que te permite recorrer estas provincias y por supuesto vivir la experiencia del oro verde, conociendo el proceso completo de la elaboración de la yerba desde la zafra hasta la molienda y el envasado; una vez que conoces todo el proceso se te invita a degustar todos esos productos.

(…) en el año 2020 fue declarada patrimonio cultural, histórico, turístico, paisajístico, productivo, gastronómico e industrial por la Cámara de Representantes de Misiones a través de la Ley VI N° 236 (…) así también tiene la calificación de Marca País y Marca Destino- Símbolo de la cultura productiva argentina.

Así nos fuimos desarrollando, con inteligencia, con creatividad (…) con muy poco se hace mucho, nosotros lo hacemos y seguimos haciendo (…)

A través de ésta (…) buscamos devolverle la autoría intelectual y el verdadero protagonismo a los jesuitas y guaraníes, porque históricamente fue la ruta de comercialización que permitió a los 30 pueblos jesuíticos guaraníes gozar de una creciente expansión (…) y conectarse con el exterior, ese era el oro verde del que tanto se habla y nace ahí (…)

La yerba crece armónica y solidariamente, donde hay un clima subtropical, tierra roja, donde hay precipitaciones (…) crece en Misiones, en el norte de Corrientes, pero también crece en Paraguay, en el sur de Brasil y con ese concepto yo llevé a los tres países a conformar la Ruta Internacional de la Yerba Mate, es una ruta de unión e integración (…)

En este sentido, hoy día la Asociación de la Ruta de la Yerba Mate es una de las entidades multisectoriales más grandes de la Argentina (…) que además cuenta con emprendimientos asociados en los cinco continentes (…) pero primero éramos un grupo de 15 empresas que nos reuníamos y buscábamos levantar la bandera de Misiones, sobre todo, unirnos con Corrientes y mostrar a la Argentina (…)

¿Qué cuestiones crees que colaboraron al posicionamiento de la Ruta?
Creo en estructuras verdaderamente versátiles y sobre todo con capacidad de acción, personas que (…) puedan administrar y manejar los intereses de una organización que engloba sectores tan variados; la gente necesita respuestas, necesita soluciones, necesita hacer negocios, ganar plata, estar feliz, entonces la ecuación era eso, hacer cosas que le sirva a la gente y entonces ahí fue que empezamos a pensar, a diagramar, tenemos que transformar esto en una gran vidriera, nacional e internacional, para que la gente pueda exhibirse y mostrar sus productos, bienes y servicios. Hoy en día todos quieren tener los productos de la RYM, por ejemplo, en hoteles y restaurantes (…) y tiene que ver con la posibilidad de sobresalir y generar negocios

Tenemos socios en todas las provincias, hemos desarrollado negocios con asesoramiento integral y personalizado en función de todas las necesidades y demandas (…) y eso es algo que se retroalimenta porque la ARYM engloba todos los sectores (…) por ejemplo tenemos más empresas de viajes y turismo asociados a la ruta que el propio sector que los representa netamente a ellos y sin embargo son uno de los sectores más pequeños nuestra organización (…) y eso se debe en gran medida a que definitivamente somos una gran vidriera (…) todo a base de mucho esfuerzo, dedicación y empreño (…) pero lo que cuesta vale y nosotros lo tuvimos que demostrar y ganar (…) con el tratamiento de objetivos claros, apuntando siempre a proyectos que después sean productos concretos (…)

La Ruta tiene que tener prestigio, nivel y calidad (…) se pone a consideración productos, servicios, circuitos, diferentes para cada lugar porque la demanda indefectiblemente es variada (…)

Cuando empezamos éramos 15 asociados, hoy en día somos cerca de 300 y yo los conozco uno por uno. Nosotros nos manejamos con una línea de respeto, de humildad (…) como entidad creemos mucho en la consigna de innovación y construcción en positivo, de esa manera hemos podido conciliar intereses tan diversos y disímiles.

Los misioneros y correntinos entendieron que el único producto capaz de unirnos e integrarnos es la yerba mate (…) la RYM desdibuja las fronteras (…) cuando vamos por el resto de la Argentina y el exterior podemos hablar de algo que nos identifica a las dos provincias (…)

Luego de más de una década al frente de la asociación, ¿Qué balance otorgarías?
Con el tiempo me siguen reeligiendo para seguir al frente, pudiendo darse como una lectura de actos acertados y logrados, pero no es una tarea fácil y que si requiere de mucha energia porque lo que cansa es tratar de transformar los egoísmos, los celos, las envidias y las soberbias en actos de integración y esto no es un ámbito para soberbios, acá el soberbio y el egoísta preferimos que vaya para otro lado (…)

El hombre no debe competir con el hombre sino con uno mismo para tratar de superarse y ser una mejor persona (…) mi papá siempre me decía que uno debe ser consecuente con esos principios, tratara de superarse, pero siempre respetando a los demás (…)
(…) nosotros lo que queremos es que haya justicia, que las cosas sean correctas (…) uno ve que el mundo tiende hacia el egoísmo e individualismo, pero nosotros estamos convencidos de que ese no es el camino, y agradezco a los cooperativistas de Misiones y Corrientes que me enseñaron a trabajar en equipo y de manera mancomunada y compartida (…) y en esto la RYM fue premiada por la Universidad de Soborna - Paris IV y la Associated Press Television News, la mayor cadena de televisión del mundo (…) remarcando que la RYM es un fenómeno de asociativismo que genera impacto económico y social para el país y la región (…)

Después de un grave accidente que sufrí en 2011, puse en consideración de que si no apoyaban más para que todos trabajen en equipo mi ciclo estaba cumplido y desde ahí me vienen reeligiendo porque la realidad es que esto me saca tiempo personal, familiar y de otros negocios porque pongo todo para tratar de genera algo y que veo como un legado (…)

(…) lo único que va a perdurar es tu buen nombre y la huella que hayas dejado, uno no lleva nada de esta vida (…) esas cosas son las que queremos que trasciendan y lo vemos como un legado y en realidad ese legado ya se instaló porque hoy día la RYM se estudia en muchas escuelas primarias, secundarias, universidades del país y del mundo (…) porque la ruta se disparó para todos lados y eso se debe en gran medida a los medios de comunicación y también a Dios, y eso lo digo con convicción y sentir verdadero.

En ese accidente, yo choco contra un camión que tenía una leyenda que decía “Dios tiene el control” (…) y eso profundizó mi acercamiento a Cristo (…) solo dios sabe lo que va pasar a futuro (…) entender eso fue un cambio radical en mi vida y creo que a partir de ahí inició, desde mi humilde visión, el mejor tiempo de la RYM porque salí decidido a encomendarme a Dios en cada acción (…) y que sea él quien elija el mejor camino (…)

Entrevista: Cinthia Toledotoledomoracin@gmail.com

Banner Carlos Anibal Monedutti. Abogado Banner Expreso Jet